viernes, 7 de octubre de 2011

Bullying

 “Bullying” es el maltrato físico y/o psicológico deliberado y continuado que recibe un niño por parte de otro u otros, que se comportan con él cruelmente con el objetivo de someterlo y asustarlo, con vistas a obtener algún resultado favorable para los acosadores o simplemente a satisfacer la necesidad de agredir y destruir que éstos suelen presentar.

El bullying implica una repetición continuada de las burlas o las agresiones y puede provocar la exclusión social de la víctima

Es común que el acosado se muestre muy nervioso, triste y solitario en su vida cotidiana y que viva aterrorizado con la idea de asistir a la escuela. En algunos casos, la dureza de la situación puede acarrear pensamientos sobre el suicidio.

Existen varios tipos de acoso escolar como pueden ser:

  • Físico: empujones, patadas, agresiones con objetos, etc. Se da con más frecuencia en primaria que en secundaria.


  • Verbal: insultos y motes, menosprecios en público, resaltar defectos físicos, etc. Es el más habitual.


  • Psicológico: ahondan en la autoestima del individuo y fomentan su sensación de temor.


  • Social: pretende aislar al joven del resto del grupo y compañeros.


  • Ciberbullying: es una manifestación del acoso escolar, que se da a través de móviles, internet, redes sociales…La principal causa de que un menor se convierta en agresor es que su proceso de socialización no haya sido el adecuado. Por ejemplo, es a través de la familia donde se adquieren los primeros modelos de comportamiento, que tienen una gran influencia en el resto de relaciones que se establecen con el entorno.


Se puede detectar a una víctima de acoso escolar por presentar un constante aspecto contrariado, triste, deprimido, decaído…, por faltar frecuentemente y tener miedo a las clases, o por tener un bajo rendimiento escolar. Aparte de eso relacionado al plano físico, presenta dificultad para conciliar el sueño, dolores en el estómago, el pecho, de cabeza, náuseas y vómitos, llanto constante, etc. Sin embargo, eso no quiere decir que todos los niños que presenten este cuadro estén sufriendo un acoso escolar. Antes de dar un diagnóstico al problema, es necesario que se investigue y se observe más atentamente al niño.

En cuanto a los efectos del bullying sobre los propios agresores, algunos estudios indican que pueden encontrarse en la antesala de las conductas delictivas. También el resto de espectadores, se sienten asustados por la violencia de la que son testigos. Para el agresor, el bullying le dificulta la convivencia con los demás niños, le hace actuar de forma autoritaria y violenta, llegando en muchos casos a convertirse en un delincuente o criminal. Normalmente, se comporta de una forma irritada, impulsiva e intolerante. No saben perder, necesitan imponerse a través del poder, la fuerza y la amenaza, se meten en las discusiones, cogen el material del compañero sin su consentimiento, y exteriorizan constantemente una autoridad exagerada.

Es también conveniente mencionar el perfil que presentan tanto los menores que son agresores y como los que llegan a ser víctimas del acoso escolar.

Las víctimas suelen presentar las siguientes características:

  • Baja popularidad entre sus compañeros con los que no logra tener buenas relaciones y es rechazado lo suficiente como para no recibir ayuda de ellos.


  • Muchos miedos, el miedo como rasgo de la personalidad, lo que le hace tener una infancia y adolescencia infeliz.


  • Temperamento débil y tímido. Falta de asertividad y seguridad.

 
  • Baja autoestima y aumentan las posibilidades del fracaso escolar.


  • Sentimiento de culpabilidad, lo que le inhibe para poder comunicar su situación a los demás.


  • Tendencia a la depresión, puede fingir enfermedades e incluso provocarlas en su estado de estrés.


  • Sobreprotegido por la familia, por lo que carece de habilidades para enfrentarse al mundo.


  • Gestos, postura corporal, falta de simpatía y las dificultades en la interpretación del discurso entre iguales son características que les posicionan en la fijación de los agresores.


  • De todas formas, cualquiera puede llegar a ser víctima: un buen estudiante, con buen comportamiento, sociable y con buenas relaciones familiares.



Por su parte los agresores presentan el siguiente perfil:

  • Goza de mayor popularidad y apoyo pero con sentimientos ambivalentes de respeto o miedo.


  • Carece del sentimiento de culpabilidad.


  • Temperamento impulsivo y agresivo, ira incontrolada.


  • Muchos proceden de hogares que se caracterizan por su alta agresividad, violencia y falta de cariño entre la familia.


  • Falta de normas y conductas claras y constantes en la familia que no le controla.


  • No suele reconocer a la autoridad y transgrede las normas.


  • Mal estudiante y sin interés por los estudios, baja autoestima académica.


  • Consume alcohol y otras drogas.


De todas formas, cualquiera se puede sumar al grupo del acosador para evitar ser víctima o marginado del grupo.

6 comentarios:

  1. Muy buena la pagina, me sirvió mucho para mi trabajo de orientación sobre el bullying.

    ResponderEliminar
  2. ¿Podrian poner las caracteristicas del agresor?

    ResponderEliminar
  3. Me alegro de que os sirva la información!! En el post pone, a modo de esquema, las principales caracteristicas más usuales de los agresores. Prometo un post en breves sobre eso ;)

    ResponderEliminar
  4. una pregunta, el trabajador como debe actuar en estos casos?

    ResponderEliminar
  5. Buenas tardes! estoy añadiendo una entrada nueva al blog sobre como actuar en estos casos....espero que te sirva!

    ResponderEliminar
  6. hola
    buenas tardes
    muy útil la información, ya que he decidido realizar la tesis sobre el bullying

    ResponderEliminar