martes, 5 de febrero de 2013

Clasificación de las Entrevistas


Según Grawitz (1984), se pueden clasificar las entrevistas según un “continuum” que admita en cada lado los tipos más extremos: un polo máximo de libertad y profundidad y un polo mínimo. Entre estos dos polos se sitúan gradualmente los tipos intermedios. Resulta de ello el esquema siguiente:



1.-La entrevista clínica (psicoanálisis, psicoterapia)
2.- La entrevista profunda
3.- La entrevista de respuestas libres
4.-La entrevista centrada o focused interview
5.-La entrevista de preguntas abiertas
6.-La entrevista de preguntas cerradas

Paso a dar unas pinceladas a cerca de cada uno de los tipos que componen esta clasificación:

1.- La entrevista clínica psicoanalítica o psiquiátrica. Admite pocas preguntas, el encuestado elige los temas a evocar en varios encuentros. En ocasiones es un monólogo y todo lo que él dice importa. El encuestador se interesa por el contenido manifiesto de lo que dice el paciente, pero también por la forma en que lo dice. El objetivo es ante todo terapéutico.

2.- La entrevista profunda. El encuestador es quien sugiere el campo a explorar. Se conserva una cierta libertad en la forma de llevar la entrevista, como el encuestado en la forma de responder. Como en la entrevista clínica, el encuestador observará el contenido latente y analizará los datos de forma cualitativa. Pero con dos diferencias: por una parte, el objetivo no es necesariamente terapéutico, por otra, el objetivo es limitado.

3 y 4.- La entrevista de respuestas libres y la entrevista centrada. A pesar de que Grawitz (1984) trata de diferenciar estos tipos de entrevista respecto de la anterior, existe una similitud y su especificidad no es evidente. Es difícil estar de acuerdo sobre los matices que separan estas dos técnicas de entrevista por su grado de libertad o de profundidad. Estas entrevistas se caracterizan por numerosas preguntas, lo que ofrece al encuestador una orientación flexible. La entrevista centrada tiene por objeto la atención en una experiencia. Su método es más estricto que el de la entrevista de respuestas libres, ya que la elección de los encuestados y el objetivo son más precisos. Probablemente la diferencia con el tipo de entrevista precedente está en la elaboración previa de hipótesis, el establecimiento de una guía de entrevista -a la cual se le pueden añadir más preguntas- y que los resultados se cuantifican a pesar de que el análisis es cualitativo.

5.- La entrevista de preguntas abiertas. En ésta se hacen preguntas precisas redactadas pre­viamente y se sigue un orden previsto. El encuestado, por su parte, es libre de responder como desee, pero dentro del marco de la pregunta hecha.

6.- La entrevista de preguntas cerradas. Este tipo de entrevista es la más estructurada. Se utiliza un cuestionario estandarizado con preguntas redactadas de antemano, con un orden que el encuestador debe respetar, y la respuesta es con una elección limitada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada